Uncategorized

Cuando despierto en modo Mariana !

No es sencillo de explicar, pero algunos días mi modo de despertar es lo que yo llamo el “modo Mariana”, es decir…

Cuando amanece es como si mis pensamientos, mi modo de comportarme y el modo en que me veo en el espejo me dijeran que durante la noche me convertí en Mariana. Así que ese día mi gusto por la ropa femenina es no sólo un gusto sino una necesidad pues no me identifico con la ropa del género masculino.

Y entonces comienza la parte complicada del tema, puesto que es indispensable que vaya al trabajo, que mi presentación sea de niño aunque mi cerebro esté en modo opuesto.

Supongo que no soy la única que lo siente, es muy posible que a muchas de nosotras nos suceda lo mismo.

Advertisements
Crossdresser, Travestismo

Mis primeras ideas sobre el travestismo

Travestismo es una palabra que no conocía a los 6 años, a esa edad lo único que sabía es que me gustaba mucho la ropa de niña por encima de la de niño. A esa edad pensaba que ir de falda a la escuela sin duda era algo único, veía a las niñas de falda, calcetas largas y peinados lindos y sabía que eso era lo mismo que yo deseaba.

Descubrí mi gusto por la ropa de niña de una manera bastante casual, aunque después de años investigando empiezo a creer que esa forma casual es realmente el primer paso de muchos travestis para probarse una prenda por curiosidad y comprobar que efectivamente amas esa ropa que el mundo dice que solo es para el sexo opuesto.

Una tarde, mi madre salió con mi hermana y yo sabía que tardarían algunas horas y fue justo este día en que Mariana surgió, aunque para ser sinceros debo decir que en ese momento no tenía un nombre para mi otro yo.

Manos a la obra tomé ropa interior, una falda de la escuela, calcetas y una blusa de mi hermana; más allá de la excitación, creo que a esa edad te gana el miedo, la adrenalina sube el hecho de ser descubierto en algo “prohibido” hace que tus ideas no sean claras, es miedo mezclado con algo que siempre has querido.

Debo decir que verme como niña por primera vez es algo que me llenó de satisfacción, saber que por fin era yo con la ropa que tanto deseaba me hacía sentir feliz y hermosa, por otro lado, a partir de ese momento sabía que algún día tendría que confesarlo con alguien, que corría el riesgo de ser descubierto, pero aún mayor y hasta la fecha aún lo pienso un poco “el riesgo de no ser aceptado” pero recuerden que tenía solo 6 años y la realidad es que a esa edad el sexo es algo que ni remotamente estaba como idea central.

Travestismo, Uncategorized

Hola Soy Mariana!

Mariana, es el nombre que adquirí para lo que llamo mi niña interior. Desde los 5 años he sabido que mi mente tiene 2 personalidades, por un lado soy un hombre lo que sea que ello signifique y por otro lado soy una mujer bajo el mismo criterio.

En mi caso, no solo es la ropa de mujer la que me hace distinta, es mi personalidad, mis pensamientos, mis gustos y mi creatividad lo que hacen que Mariana no solo sea una idea sino una realidad tangible que me hace pensar y actuar en maneras distintas. Digamos que Mariana permite que mi lado creativo se expanda, ella es más atrevida, tiene menos complejos pero también más dudas sobre aquello que es correcto y sobre lo que no lo es.

Sin embargo, Mariana soy yo y yo soy Mariana…